Predicciones meteorológicas

Tiempo en Burriana

jueves, 10 de julio de 2014

Aventurilla por el cañón de un endiablado río Mijares.

Vistas del cañón del río Mijares.
Fecha: 04-07-2014.
Recorrido circular: Puente de Fonseca-Rocas de la Rocha-Garganta del río Mijares por la acequia del diablo-cuevas de la Hoz-barranco del río Palomarejo-mirador de la Atalaya-puente de Fonseca . 
Distancia recorrida:Unos 17 kilómetros
Duración del recorrido:Unas cuatro horas y media EN MOVIMIENTO
Altura mínima:690 metros
Altura máxima:972 metros
Desnivel acumulado en ascenso: Unos 750 metros
Desnivel acumulado en descenso: Unos 750 metros
Dificultad :Físicamente moderada, técnicamente también moderada.Aunque el tramo que discurre por la acequia del diablo puede resultar peliagudo para gente con vértigo ya que tendremos en ocasiones una fuerte caída en el lado del río.Aún así el sendero es fácil de seguir pese a no estar marcado y hay sitio suficientemente ancho por donde caminar. Tampoco esta señalizado el ascenso a las rocas de la Rocha y en este punto es donde es mas recomendable el uso de GPS. La vuelta por la ecosenda  de las cuevas de la hoz si esta señalizada con rayas blancas y también con marcas de PR. 
Senderistas: Raul,J.Lastre y yo.
Punto de Partida : Puente de Fonseca.
Descripción del recorrido: Este fin de semana nos propusimos seguir una de las rutas que Alex del grupo Casiaventurilla proponía en su reciente artículo en la revista Pyrenaica sobre la sierra de Gudar. Al leer dicho artículo se hacía difícil elegir una de las cuatro rutas que proponía Alex, pero al final nos decantamos por esta ruta que transcurre  junto al río Mijares por la acequia del diablo. Para alargarla un poco incluimos el ascenso a las rocas de la Rocha. 
La aproximación al punto de inicio del recorrido es bastante sencilla, para ello debemos coger la autovía A-23 hacia Teruel  y desviarnos en la salida de la carretera A-1515 hacia Rubielos de Mora. Tras unos 3,5 kilómetros por esta carretera mucho antes de llegar a Rubielos de Mora. Llegaremos al punto de inicio, en el puente de Fonseca que cruza el río Mijares. Podemos aparcar el coche en un entrador que hay justo antes del puente o en un camino que gira a la izquierda justo antes de cruzar el puente.
Punto de partida, el puente nuevo de Fonseca.
Entrador donde aparcamos el coche.
Vistas desde el punto de partida de la garganta del río Mijares.
Nuestro recorrido comienza a unos 800 metros de altura, siguiendo las marcas de PR junto a la carretera en la misma dirección de donde vinimos con el coche. Pero antes siguiendo las indicaciones de track de Casiaventurilla  bajamos al lecho del río Mijares a un paraje llamado la hoz del diablo. Un bonito rincón donde el río se estrecha  ideal para tomar el baño. Aquí pudimos comprobar como las recientes lluvias han echo crecer el caudal del río Mijares que baja con fuerza y con sus aguas turbias.  
La hoz del diablo.
Tras esta visita al río volvemos a subir y seguimos las marcas del PR junto a la carretera. En la siguiente curva de la carretera a la derecha dejaremos el PR y bajaremos por un angosto barranco hacía el lecho del río.
Vistas del barranco por donde descenderemos al río.
Vistas desde la carretera de lo que creo que es el mirador de la Atalaya.
Llegamos a la acequia del diablo.
En poco tiempo descenderemos hasta encontrarnos con la acequia del diablo la cual seguiremos para continuar con el recorrido.
Por el camino encontraremos un sendero que dejando la acequia baja al cauce del río. Nosotros lo tomamos sabiendo que mas tarde volveremos a retomar la acequia del diablo.  Por esta camino nos encontramos un montón de cangrejos de río en medio del sendero.
Estos cangrejos no se amilanan y plantan cara.
Tomando un baño de barro.
Las turbias aguas del río Mijares.
Finalmente volvemos a retomar la acequia del diablo y continuamos el recorrido caminando por ella.
Llegamos a este punto donde para continuar hay que sortear un paso un poco expuesto. Aunque existe la alternativa de cruzar por la canalización de la acequia que cruza por dentro de la roca este paso.
Raul entrando por la cavidad que cruza este paso
Salida de la canalización.
El camino por esta acequia nos dejará estampas y vistas tan bonitas como esta. 
En algunos puntos la acequia pasa tan pegada a la pared y la vegetación esta tan crecida que es mejor seguir por dentro de la acequia. 
Al llegar a este viejo puente que cruza la acequia justo antes de una Masía es donde nos desviaremos para iniciar el ascenso a las Rocas de la Rocha. Cruzaremos el puente y seguiremos el track que asciende por un pequeño senderillo por esta ladera. 
Este tramo esta sin marcar y tampoco encontraremos hitos, este es el punto donde se hace mas recomendable el uso del GPS.
Rocas de la Rocha.
El sendero nos subirá hasta cruzarnos con una pista donde tendremos unas buenas vistas de las Rocas de la Rocha. Tras salir a esta pista enseguida encontraremos el sendero que a mano derecha asciende a esta cima.
En poco tiempo y sin mucho esfuerzo llegaremos a la cima de las Rocas de la Rocha  donde tendremos unas fantásticas vistas del valle del río Mijares y el cañón que se produce en esta parte de su cauce.
Vistas hacia el oeste donde vemos el puente de Fonseca.
Vistas hacia el este por donde continua el recorrido.
Foto cimera de rigor.
Tras disfrutar de esta cima continuamos con el recorrido descendiendo por donde subimos. Volvemos a la pista y volemos a coger el sendero que baja a la acequia. Pero ojo antes de llegar al punto donde dejamos la acequia nos cruzaremos con una pista que sirve de acceso a la masía situada junto al puente. Al llegar a esta pista giraremos a la derecha y continuaremos por la pista sin descender a la acequia ya que este tramo de acequia es inaccesible. Es por ello que para salvar este tramo continuaremos por pista hasta el final de la misma. Al acabar la pista comienza un sendero que en poco tiempo nos volverá a dejar en la acequia del diablo.  
Continuamos por esta bonita pista de tierra.
La pista se acaba y nace un sendero
De nuevo volvemos a la acequia del diablo y continuamos caminando por encima de ella.Nos encaminamos a la parte donde mas se estrecha el cañón , fijaos en las espectaculares paredes que se ven al fondo de la imagen!!!.
Espectaculares las paredes que tenemos frente a nosotros al otro lado del río.
En algunos puntos como este el lado de la acequia que da al río tiene una caída fulminante.


Vista atrás.
En cuanto a vegetación me encantó lo que encontramos durante todo el recorrido aunque sobre todo a partir de este punto mas o menos. A los habituales pinos hay que sumar encinas,chopos, robles, serbales,arces de montpellier  y los cerezos de santa lucia mas grandes que he visto nunca. Todo un vergel con arboles de gran porte y tamaño.
Vista atrás.
Ahora vistas al río.
Bosquecillo de arces de montpellier. 
Túnel creado por los cerezos de santa lucia mas grandes que he visto.
Seguidamente llegamos a un plano con unas magníficas vistas al final del cañón donde se encuentra la central eléctrica.  Me pareció un sitio estupendo para pernoctar.  
Vistas desde el mirador.
Tras rebasar el mirador el sendero gira a la derecha hacia el barranco de Linares que mas abajo une sus aguas a las del río Mijares.  Durante este tramo el sendero se embosca con abundantes y grandes árboles. Pero con forme vamos avanzando oímos rugir el agua con mas fuerza y nos empezamos a preguntar si podremos seguir con el recorrido.
Finalmente llegamos al lecho del barranco donde sus aguas bajan crecidas  y turbias como las del Mijares. Encontramos el hito que indica el sitio por donde se cruza el barranco , pero el agua baja con fuerza en este punto y nos vemos obligados a buscar otro sitio con aguas mas calmadas donde cruzar el río. 
Finalmente nos descalzamos y cruzamos el río un poco mas arriba donde el agua esta mas calmada. 
Imagen del hito que indica por donde se cruza el barranco.
Sin calzarnos las botas seguimos avanzando o mejor dicho descendiendo como se ve en la foto de arriba donde nos toco destrepar este pequeño salto de agua. Cruzar este barranco tan crecido seguramente no será lo normal y será mucho mas fácil y seco. 
Pero finalmente conseguimos superar lo peor  y cruzar el barranco y por el camino disfrutar de imágenes tan bonitas como estas de los saltos de agua que nos cruzamos.

Nos volvemos a calzar las botas y continuamos sorteando y pasando saltos y mas saltos de agua.

El sendero no llega a bajar al lecho de río Mijares donde vierte sus aguas el barranco. Pero nosotros nos salimos un poco del recorrido para llegar al río y descubrir que ya tenemos la central eléctrica muy cerca.
Imagen de la central eléctrica.
Recuperamos el sendero, que sigue siendo un vergel , y en poco tiempo llegamos a la central eléctrica.
Central eléctrica.
Cruzamos por debajo el salto de agua que sirve para generar electricidad. 
Al llegar aquí salimos prácticamente del cañón y poco después cambiaremos el sentido de la marcha para volver al punto de partida.  
Fantástica foto del cañón del Mijares desde la central.
Vistas al río.
Poco después de rebasar la central llegaremos al paraje llamado las cuevas de la Hoz Que consiste en una peñón enorme surcado por innumerables cavidades llamadas "afloramientos tobáceos". Que son originadas de manera natural por la erosión del río. Aunque algunas de estas cavidades parecen haber sido aprovechadas y mejoradas por la antigua mano del hombre.
Las cuevas de la Hoz.
A partir de este momento seguiremos la ecosenda de las cuevas de la hoz al puente del diablo. Que es el puente del inicio del recorrido, el de Fonseca. Este recorrido esta marcado con rayas blancas y mas adelante coincidirán con marcas de PR. 
En algunas cavidades se ve claramente la mano del hombre.

Curiosa fuente echa de estalactitas aunque sin agua.
En poco tiempo llegamos al molino de la Hoz donde nos entretuvimos un poco  por dentro curioseando. 
Buen sitio para pasar la noche y además se ve limpio.
Bajamos y entramos en el piso de abajo mas amplio aunque no encontramos ni rastro de la maquinaria del molino.
Salón con chimenea y todo.
Y mas abajo las cuadras.
Tras curiosear por dentro del molino continuamos con el recorrido, Ojo por que poco después llegaremos al cruce con el barranco del río Palomarejo. Entonces  giraremos a  la izquierda ,cruzando mediante un par de puentes el río Mijares y remontaremos el barranco del Palomarejo.
En este punto encontramos esta paleta que nos indica a la izquierda nuestra dirección, al puente de Fonseca. O a la derecha unas cuevas arqueológicas que suponemos serán las de la Hoz.
Poco después de iniciar el ascenso por el barranco del río Palomarejo encontramos a la izquierda una serie de formaciones donde el hombre levantó paredes para aprovechando las cavidades construir pequeñas estancias que suponemos serían almacenes o cuadras. 

Puente-acueducto que cruza el barranco de Palomarejo.
Vistas del barranco en el sentido de la marcha.
Vista atrás
Inicio del sendero.
Poco después nos cruzamos con un sendero a la izquierda marcado con un hito en su inicio. No puede llegar muy lejos ya que la pared de la montaña esta en frente así que nos desviamos para investigar a donde va. 
Y bingo en poco tiempo llegamos a la entrada de una grieta muy sugerente y al adentrarme un poco en su interior descubro que hay luz por lo que la salida no debe estar muy lejos. 
Luz al final del túnel
Vías de escalada 
Decidimos seguir el sendero y encontrar la salida  cosa que no nos cuesta mucho tiempo. Justa al otro lado de la grieta encontramos unas vías de escalada perfectamente equipadas. 
Vistas de la otra entrada de la grieta
Ni cortos ni perezosos Raul y yo decidimos adentrarnos en la grita para intentar salir por la entrada que encontramos al otro lado.
Vistas del interior de la grieta
No fue complicado cruzar la grita solo requirió un pequeño destrepe sin mucha dificultad. Pero fue todo un descubrimiento y un toque aventurero a nuestra ruta de hoy.
Aquí me tenéis realizando el destrepe para cruzar la grieta. 
Tras el divertido paréntesis de la grieta  volvemos al sendero y retomamos el recorrido remontando el barranco.
El río Palomarejo al contrario que el Mijares baja con muy poco agua aunque aún conserva algunas pozas.
A la altura del Mas de la hoz, aunque no se ve desde aquí, encontramos un interesante abrigo. 
Vista atrás poco después de pasar el abrigo
Poco después de pasar el abrigo la ruta entra en contacto con el cauce del río en un idílico claro entre pinos.
Allí encontramos esta poza con sus aguas turbias. Da la impresión de que las lluvias también hicieron subir el cauce en mucha menos medida que el Mijares y solo por unas horas.
En este bello rincón encontramos esta dramática escena de la vida cotidiana de los seres que viven en estas montañas. Aparentemente parecía una mariposa posada en la blanca flor de una zarzamora. 
Demasiado quieta, una araña blanca perfectamente camuflada con la flor la tiene atrapada. 
El sendero sigue el cauce del río Palomarejo y pronto sale a campo abierto en bonito altiplano rodeado de las cimas de la sierra de Gudar

Seguidamente llegaremos a un camino de tierra que circula paralelo al río  y lo seguiremos.
Cruzamos este cercado.
Por el camino nos cruzamos con este majestuoso Almez
Llegamos a la fuente de la Peñuela que esta un poco separada de la señal, en el cauce del río. 
Fuente de la Peñuela.
La fuente baja con abundante y estupenda agua fresca que nos revitalizó. El momento mereció un descanso a la sombra del sol justiciero que calienta a medio día. En este lugar encontramos una vieja botella de Barcelona de marca Damm, curiosamente llevábamos encima un par de sus descendientes mas modernas.  
La verdad es que esta fuente a mitad del recorrido del ecosendero va de Maravilla. Pero continuamos el recorrido volviendo a la paleta indicadora, el recorrido continua por pista de tierra siguiendo las indicaciones del PR que se dirige a Rubielos de Mora. 
Tenemos un largo tramo por esta pista hasta llegar al mirador de la Atalaya. Además en un moderado pero constante ascenso. Pero el paisaje que nos envuelve es muy bonito y mas para nosotros que lo vemos por primera vez. 
Bonitas vistas de lo que creo que es la peña calva a la izquierda y el cabeza de las cruces al fondo. 
Continuamos con un constante pero moderado ascenso.
Vista atrás con Peñagolosa asomando al fondo.
De repente el paisaje se ve salpicado de grandes encinas que preceden a la encina monumental que tenemos ya muy cerca.
En poco tiempo llegamos a uno de los puntos mas destacados del recorrido, una encina monumental seguro que varias veces centenaria. 
Pedazo de encina!!!
Esta encina o mejor dichos encinas ya que son dos,nos ofrece una amplia y fresca sombra que aprovechamos para comer y descansar. 
Magnífico ejemplar, siento una profunda admiración por estos seres centenarios.
Durante el descanso se os acercó bastante una vaquilla a la cual parecía molestarle un poco el echo de que hubiéramos ocupado su sombra. Ya casi habíamos acabado así que no la hicimos esperar mucho y continuamos con el recorrido.  
La rama de la encina parece indicarnos el camino.
Tras el descanso retomamos el recorrido que continua por la pista.
La pista se adentra en los densos pinares típicos de la sierra de Gudar. 
Llegamos al desvío que va al mirador de la Atalaya, cota máxima del día de hoy.
Última rampa 
Y por fin llegamos a este mirador situado a unos 972 metros de altura. Desde aquí se observan unas fantásticas vistas del cañón del río Mijares y de las montañas que nos rodean.
Las rocas de la Rocha, que pequeñas parecen desde aquí.
Vistas del cañón hacia el este.
Vistas del cañón hacia el oeste.
Tras disfrutar de este esplendido mirador, retomamos el recorrido. El sendero nos volverá a dejar en la misma pista que nos trajo hasta aquí. La recorreremos unos cuantos metros mas y llegaremos a un desvío que girando a la izquierda  nos llevará directos al puente de la Fonseca por senda.
Imagen donde vemos muy abajo el puente de la Fonseca.
En este cruce tomaremos dirección hacía Albentosa 
El sendero nos llevará hasta la carretera A-1515 la cual tomaremos a la izquierda aunque por suerte por poco tiempo ya que el PR nos sacará pronto de allí. 
Este sendero nos lleva en un fuerte descenso directos al puente, al cual llegaremos en poco tiempo.
Curiosa construcción en las cercanías del puente. ¿que será?
Ya tenemos al puente a tiro.
Y el bonito paraje de la hoz del diablo. Lástima que las aguas bajen tan turbias por que un baño nos hubiera sentado genial.
Llegamos al puente viejo de Fonseca o puente del diablo.
El cual cruzamos.
La llegada al puente supone el fin de esta magnífica ruta que tanto hemos disfrutado. 
Valoración del recorrido: Fantástico recorrido sin desperdicio alguno , de los mejores que he echo hasta ahora por la sierra de Gudar. Aventura, magníficas vistas , una vegetación envidiable, dos cimas y la compañía durante la mitad del recorrido de nuestro querido río Mijares el cual tuvimos la suerte de pillar crecido tras unas esperadas y valiosas lluvias. 

8 comentarios:

Emilio dijo... [Responder]

¡Hola José Ramón! Bonita ruta, sí señor y con el Mijares como referente. Ya la he visto varias veces y es muy apetecible. Ya la tengo entre las candidatas de la próxima temporada. Lástima que bajaran turbias las aguas. Un baño os habría venido de cine.
Un saludo.

Jose dijo... [Responder]

Hola Jose
Jo que guapa!!! una ruta chula y además disfrutando viendo ese cauce del Mijares, que pena que viniera con el agua turbia, porque un baño a mitad de ruta en estas fechas, ya sabes que sienta de perlas.

Por lo que veo un recorrido muy recomendable.

Un saludo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Dani Alcalá Almela dijo... [Responder]

Hola Jose.

Rutón!!!, pero en toda regla, por cierto ya veo que ahora haces avances de las rutas en riguroso directo jajaja, eso es señal de que ya has sucumbido al mundo smartphone jajaja.
Mucho y bueno para elegir en esta ruta, aguas bravas, molinos antiguos, paisajes increíbles, pasos estrechos, reliquias cerveceras, dos cimas...y esos encuentros animales, lo de la araña comiéndose la mariposa, fascinante, en la entrada que publicaré mañana aparecerá algo parecido...y no sé quien os miraba de forma más amenazante, o ese cangrejo o la vaquilla jajaja.

Un saludo.

trotasendas dijo... [Responder]

@Emilio
Hola Emilio si que fue una lástima que bajara el agua turbia por que nos hubiéramos podido bañar varias veces. Pero bueno no me sabe mal por que esto quiere decir que llovió bastante que ya hacía falta.
No dudes en hacer esta ruta Emilio te fascinará y otoño debe ser una estación esplendida para hacer esta ruta. Si pillas los arboles en pleno cambió cromático con la cantidad de especies de hoja caduca que vimos debe ser fantástico.
Saludos

trotasendas dijo... [Responder]

@Jose
Como le digo a Emilio fue una lástima que el agua bajara así pero bueno eso fue señal de que llovió bastante y no me sabe mal. Además que bajaran las aguas crecidas le dio un toque aventurero en algunos tramos.
Os encantará esta ruta.
Saludos

trotasendas dijo... [Responder]

@Dani Alcalá Almela
Vaya Dani he sucumbido ante las nuevas tecnologías al final jejeje
intentaré no abusar jejeje.
La ruta como dices un rutón en toda regla, te la recomiendo encarecidamente no tiene desperdicio alguno.
Saludos

Casiaventurilla dijo... [Responder]

Fantástico reportaje Jose Ramón, Es sin duda uno de los lugares más salvajes de Gudar y lo habéis sabido disfrutar a tope. Veo que el barranco Linares estaba algo crecido por las anteriores lluvias,este es el inconveniente que se puede encontrar uno al hacer esta ruta, por lo que hay que evitar hacerla con lluvia o después de ellas. Lo habéis encontrado crecido pero lo justo para poder cruzarlo. En una de las ocasiones que fuimos, estaba tan crecido por el aliviadero del canal que ni intentamos cruzarlo, era imposible, pero solo llegar hasta allí vale la pena.
Cambiando de tema, por un momento me pareció que la fuente de la Peñuela daba cervezas jejeje... No estaría nada mal.
Un saludo

trotasendas dijo... [Responder]

@Casiaventurilla
Gracias Alex por la ruta ya que gracias a ti la conocimos y por el comentario.
Es todo un alago viniendo de alguien como tu que la conoces también.
Tienes razón solo por llegar al cruce con le barranco de Linares ya vale la pena hacer este tramo.
A nosotros se nos paso por la cabeza el tener que dar la vuelta sobre todo al oír rugir el salto de agua que teníamos al lado.
Pero al final pudimos pasar y acabar de disfrutar de este rutón.
La fuente de la Peñuela es sensacional, a mitad de ruta y con agua esplendida y fresca.
Saludos