Predicciones meteorológicas

Tiempo en Burriana

jueves, 3 de septiembre de 2015

Ports de Tortosa:Les Gubies del Regatxol y las cuevas del Rastre y la Cambra.

Fecha :29 y 30-08-2015.
Recorrido circular :Ermita de Santa María dels Ports-Gubies del Regatxol-Mola de Catí-Cueva del Rastre-Refugio de la Mola-Cueva de la Cambra-Alt de la Mola-Cueva pequeña del Rastre-Pla d'Avaria-Ermita de Santa María dels Ports. 
Distancia recorrida: Unos 26 kilómetros
Duración del recorrido: Unas seis horas y media EN MOVIMIENTO
Altura mínima:676 metros
Altura máxima:1304 metros
Desnivel acumulado en ascenso:Unos 1180 metros 
Desnivel acumulado en descenso:Unos 1180 metros
Dificultad :Moderada-alta en cuanto a la dificultad física ya que por longitud y desnivel es bastante exigente. Conviene tener por delante muchas horas de luz para disfrutar de estere recorrido ya que tiene puntos muy entretenidos como el tramo de les gubies del Regatxol y las dos cuevas.
La considero en algunos momentos  complicada de seguir sin Gps ya que no esta marcada en su totalidad. Aunque es cierto que  la mayor parte del recorrido esta marcado con hitos y pinturas rojas y circula por sendas bastante bien conservadas combinadas con largos tramos de pistas forestales. 
En cuanto a dificultad técnica no conlleva afrontar ningún paso complicado o peligroso obligatóriamente. Puede resultar complicada para algunos la trepada de la primera poza de les gubies del Regatxol pero es voluntaria aunque obligada si se quiere disfrutar de este tramo.Al igual que las cuevas que también conviene afrontar con sumo cuidado y una buena iluminación.
Os aconsejo llevar unas zapatillas de agua para el tramo de les gubies ya que caminaremos por piedras entre poza y poza.
Importante también llevar agua suficiente para todo el recorrido ya que no pasaremos por ninguna fuente.     
Punto de Partida : Ermita de Santa María dels Ports, cercana al refugio nuevo del monte Caro. 
Senderistas:Sugoi,Raul,J.Lastre y Yo.
Vista aérea del recorrido
Gráfica de desnivel.
Descripción del recorrido: Tras unas pequeñas vacaciones que me he tomado del mundo virtual y la montaña. Volvemos a la carga con las pilas cargadas y mucha hambre montañera. Y nada mejor para saciar nuestra hambre sin irnos demasiado lejos que el "Parc natural dels Ports" Toda una joya natural que compartimos con tierras Catalanas y Aragonesas de la cual nos tenímos que sentir muy orgullosos.Y precisamente una de esas joyas que alberga este parque fue el principio de la idea de este recorrido. Les gubies del Regatxol un barranco estrecho y profundo con una serie de pozas  que hay que sortear nadando para ver lo mejor. Buscando una ruta que pasara por este enclave topé con una estupenda crónica de los camaradas del blog "Vamos de ruta" en la cual además incorporaban la interesantísima cueva del Rastre. Y buscando un poco mas encontré otra ruta compatible  de los compañeros de "Casiaventurilla" que pasaba por otra interesante cueva, la de la Cambra y  por si fuera poco por un refugio libre, el de la Mola. Cosa que nos vino de perlas ya que la idea era pasar noche por allí  y este refugio libre era ideal para pasar un estupenda velada en una noche de luna Llena que no sabíamos que iba a ser la mas grande del verano.
Nuestra ruta comienza en la pequeña ermita de santa María dels Ports muy cercana al refugio del monte Caro.A eso de las doce del medio día nos pusimos a caminar, como veis nos tomamos con calma el inicio del recorrido ya que disponíamos de todo el día y parte del siguiente para completar la ruta.Así pues ya almorzados empezamos a caminar por un camino de tierra estrecho no apto para turismos que comienza junto a la ermita. 
Este camino desde su inicio atraviesa un bello e interesante bosque mixto típico de estas montañas. Compuesto por Pinos negros y silvestre como árbol predominante junto a otros mas pequeños y dispersos como las encinas, robles,acebos, arces, mostajos, avellanos algún que otro tejo y el boj como especie arbustiva predominante. 
En principio compartimos un tramo de ruta con la vuelta hasta llegar al cruce que muestro en la foto de arriba donde marco la dirección que tomamos nosotros. Volveremos por el camino que se ve a la derecha. Se puede hacer este recorrido al revés, pero como teníamos pensado hacer noche en la Mola de Catí nos venía mejor hacerla en este sentido. 
Poco después de este cruce entraremos por fin en una bonita senda muy verde que seguiremos hasta llegar al barranco del Regatxol donde encontraremos una pista forestal por donde continuaremos el recorrido.
Continuamos por esta pista flanqueada por dos grandes Arces. 
Pero antes de seguir por la pista nos adentramos un poco por dentro del barranco para curiosear, en poco tiempo encontramos unas bonitas marmitas aún con agua. 
Las marmitas. 
Tras este paréntesis volvemos a la pista y seguimos avanzando por ella. Ya no la abandonaremos hasta llegar al cruce con el río Ulldemó. Y aunque simpre preferimos una buena senda, esta pista tiene tramos preciosos con mucha vegetación y otros mas despejados pero con buenas vistas del espectacular entorno que nos rodea. 
Por el camino encontramos esta pequeña cavidad sin continuación.
Como he dicho nos queda un largo tramo de pista donde en principio descenderemos y luego mas tarde al llegar a un mirador natural ascenderemos un poco para después bajar al lecho del río Ulldemó mediante un bonita senda. 
Esplendidas vista atrás del camino ya hecho. 
Mirador natural.
Con estas estupendas vistas del valle del río Ulldemó.
Llegamos al cruce con el sendero que debemos tomar para el descenso.
Una senda muy bonita y con una considerable pendiente.
Vistas durante el descenso de las formaciones que albergan les gubies. 
Río Ulldemó.
Finalmente el sendero nos lleva hasta el lecho del río Ulldemó que baja con bastante agua. Este punto parece ser el nacimiento de este río y encontraremos varios de los manantiales o "Ullals"  que lo nutren. En este punto giraremos a la derecha por un sendero que circula paralelo al río para llegar a les gubies del Regatxol. Este es un tramo de ida y vuelta, por lo que luego volveremos a este punto.
Hacia les gubies del Regatxol. 
Durante este tramo disfrutaremos de unas imágenes espectaculares del barranco encajonándose cada vez mas por paredes cada vez mas altas adornadas con curiosas formaciones.
Caprichos de la naturaleza. 
Les gubies del Regatxol.
Así pues llegamos en poco tiempo a la primera de las pozas de agua de les gubies del Regatxol.  En este punto es imprescindible y obligatorio mojarse y nadar un poco para ver el resto de les gubies del Regatxol.  Es una lástima pero no tengo cámara acuática ni compartimentos estancos para guardar el móvil por lo que no pude fotografiar este tramo. Dejamos las mochilas y nos metimos al agua, al final de la poza encontraremos  un trepada con una cuerda instalada para ayudara superar este obstáculo. Es una trepada que puede resultar difícil para la gente poco avezada en estas prácticas pero vale la pena intentarlo por que lo que nos espera al otro lado es sencillamente espectacular.  Tras este poza encontraremos otra mas larga y con el agua mas cristalina mas encajonada aún entre grandes paredes y tras esta poza y caminar unos metros llegaremos a otra poza a los pies de un gran salto de agua eso si seco pero de una belleza infinita que nos hizo imaginar como será cuando caiga agua de el. 
Imágenes superando la trepada de la primera poza. 
Tras disfrutar un momento de este entorno dimos medía vuelta , nos volvimos a meter en el agua y volvimos a la primera poza esta vez yo personalmente salte desde arriba evitando el destrepe. Ya de vuelta aprovechamos para comer en este bello entorno antes de retomar el recorrido.
Antes de irme me encaramé a una losa de piedra cercana para echar unas fotos de lo que hay tras la primera poza. 
En esta foto podemos ver la orilla de la segunda poza y como se estrechan las paredes en este tramo.
Esta foto es mirando hacía atrás por donde vinimos y por donde nos iremos de vuelta al río Ulldemó.
Así pues revitalizados por el baño de agua fría y con renovadas energías volvemos sobre nuestros pasos hacia el río Ulldemó para retomar el recorrido donde lo dejamos. 
Como debe estar esto tras unas buenas lluvias. 
Al llegar al cruce donde nos desviamos continuamos siguiendo el curso río Ulldemó mediante un bonito sendero que circula junto a el. Aunque por poco tiempo ya que al llegar al cruce con el barranco de la canal de Rito que esta a pocos metros nos separaremos del curso del río. Es una verdadera lástima ya que es un tramo de ruta tan bonito como breve. 
El río Ulldemó nos dejo preciosas estampas.
La canal de Rito.
Así  pues al llegar al cruce con el barranco de la canal de Rito nos desviaremos a la derecha por este barranco . Aunque por poco tiempo ya que enseguida veremos que el sendero se separa del barranco dejándolo a la izquierda. 
Este bonito sendero bien definido y marcado con pinturas rojas nos subirá en poco tiempo al Coll Roig(Collado Rojo) a unos 760 metros de altura. Tengamos en cuenta que empezamos a subir a una altura de unos 700 metros en el cauce del río. Por que vamos a realizar una buena ascensión hasta la Mola de Catí  a unos 1250 metros de altura. 
En seguida entenderemos el nombre de este collado, ya que esta cubierto por una fina arenisca de color rojiza que tiñe el suelo. 
Una vez en el collado continuamos con el sendero que lo atraviesa y se interna por un bonito encinar con grandes ejemplares, muestra de la gran diversidad forestal de este macizo. 
En poco tiempo notaremos que la pendiente aumenta y con ello también lo hace de manera exponencial la dificultad física de este tramo. Resulto una ascensión mas fuerte de lo que me pensaba. 
Mirador de la canal de Rito.
Durante esta ascensión pasaremos por un interesante mirador natural que nos mostrará una fantástica imagen del barranco del Regatxol. 
Finalmente tras un duro esfuerzo llegamos a la cabecera del barranco a unos 1100 metros de altura y con ello a una pista forestal la cual seguiremos girando a la derecha. 
Durante este tramo de pista la pendiente se suaviza mucho. Seguimos en sentido ascendente pero ya con algunos tramos donde planea la pista y descansan las piernas. 
Este tramo de pista resultó mas largo de lo que esperaba y aunque atraviesa bellas zonas boscosas se me hizo un poco pesado. Lo bueno es que se gana velocidad caminando por estas pistas, se hacen kilómetros rápidamente  y se recupera un poco el lento ascenso por la canal de Rito.
Alt de la Mola.
Así pues acabamos llegando a nuestro siguiente objetivo, el collado del Alt de la mola "Alto de la muela" a unos 1250 metros de altura en la Muela de Catí. Este punto es importante para el recorrido, ya que en el encontramos tres direcciones. Un sendero a la derecha nos llevará a la cueva del Rastre, otro a la izquierda a la cueva de la Cambra y al refugio del Alt de la Mola y otro en la misma dirección que llevamos bajando el collado hacía el punto de partida, la ermita de Santa María dels Ports. 
Por fortuna al llegar al collado pudimos contemplar uno de esos espectáculos que te da de vez en cuando la naturaleza. Las nubes bajas que venían del litoral rompían como  olas contra el macizo dels Ports creando escenas fantásticas. 
Monte Caro desde el collado.
Así pues nos vamos primero a visitar la cueva del rastre, recordad el sendero que nos encontramos en el collado a la derecha. Mediante este sendero llegaremos en poco tiempo a esta cueva caminando por lo alto de la Muela de Catí. 
Cueva del Rastre.
La cueva consta de dos cavidades, la primera por la que entramos fue por la de la derecha donde encontramos un cartel indicativo. 
Esta cavidad no es profunda ni larga, en poco tiempo la recorremos toda aunque en ella encontramos una curiosa estalagmita que recordaba un poco a la silueta de la típica virgen envuelta en un manto. 
Interior de la primera cavidad.
Tras esta rápida visita a la primera cavidad nos metemos en la segunda mucho mas grande con mas formaciones y de las formas mas curiosas y variopintas y con una gama de colores sorprendentes. 
No entraré en muchos mas detalles ya que me quedo sin palabras para seguir describiendo esta maravilla.Os dejo una secuencia de imágenes que como se dice valen mas que mil palabras. 










Tras saciar nuestra curiosidad en esta cueva salimos al exterior ya casi son las nueve y nos ponemos en marcha rumbo al refugio libre del Mas de la Mola donde pasaremos noche. Para ello volvemos sobre nuestros pasos hacia el collado del Alt de la Mola y al llegar allí continuamos por el sendero que sigue en la misma dirección recorriendo este altiplano, el refugio esta a un par de kilómetros. 
Ya se nos hace de noche y  acaba de salir una magnífica luna Llena que luego nos enteramos de que era las mas grande del verano. Si a esto sumamos el banco de nubes bajas que rompían contra el macizo dels Ports el resultado son unas fantásticas imágenes de las que se te quedan grabadas en la retina.
La luna Llena mas grande del verano.
Vista atrás 
En esta imagen vemos también el monte Caro con sus antenas. 
Con las últimas luces llegamos al refugio un refugio por cierto muy bien equipado con un comedor con chimenea y una habitación con literas. Lástima que estuviera ocupado y nos tocara dormir fuera. Aunque de todas formas lo pasamos genial tras una merecida cena una divertida sobremesa y por último durmiendo bajo esta esplendida luna Llena. 
A cenar
Refugio libre de la Mola.
Amanece un nuevo día y tras desayunar y rehacer la mochila nos ponemos ne marcha rumbo al tercer punto de gran interés de nuestra ruta. La cueva de la Cambra, para llegar a ella debemos volver sobre nuestros pasos de nuevo al collado del Alt de la Mola y en poco tiempo veremos a mano izquierda el sendero marcado con un hito que nos llevará a la cueva, esta al lado del refugio. 
Primera cueva
Esta cueva también consta de dos cavidades la primera que encontraremos a mano izquierda parece mas bien un abrigo, un poco mas adelante encontraremos otra con una boca enorme que es la primera a la que entramos. 
Segunda cueva, entramos primero en esta.
Un Tejo y un Sauco de gran porte guardan la entrada a las cuevas. 
Interior de la cueva como veis no parece tener mucho recorrido. 
Vamos para adentro.
Parece tener continuidad por aquí pero hay realizar un peligroso descenso donde no vendría mal ir equipado. 
En poco tiempo recorremos todo lo que se puede ver de esta cueva ya que la única galería que encontramos requiere equipamiento para descender así que volvemos a subir. 
Volvemos a subir
Ahora nos dirigimos a la segunda cueva la cual de la cual no esperaba mucho ya que como he dicho me parecía mas bien un abrigo. 
Vista atrás de la cueva de la que acabamos de salir.
Segunda cueva
Para mi sorpresa resulto tener una entrada y vaya entrada nada mas entrar me di cuenta de que la cosa pintaba bien. Hay que destrepar un poco para bajar y el suelo esta muy resbaladizo por la humedad así que instalamos una cuerda para ayudarnos. 
Listos para el descenso a inframundo
Nada mas bajar nos encontramos en una sala enorme con una enorme columna en la entrada que nos dejó boquiabiertos. 
La columna, fijaos en el tamaño comparándola con el amigo J.Lastre,
Dentro al igual que en la cueva del Rastre encontramos una gran variedad de formaciones de una preciosa gama de colores. 
Esta cueva es muy entretenida y a mi personalmente me gustó un poco mas que la cueva del Rastre.

Incluso cuando ya parecía todo visto realizamos una pequeña trepada donde encontramos un espectacular pasillo entre columnas. 
Pasillo entre columnas. 


Otra foto de la gran columna de la entrada.
Tras un buen rato pululando por esta cueva finalmente salimos al exterior para retomar el recorrido. Como he dicho al principio recomiendo realizar esta ruta con tiempo para disfrutar de les gubies y las cuevas del Rastre y la Cambra ya que son puntos muy entretenidos donde se pueden echar unas cuantas horas y vale mucho la pena tener tiempo para disfrutarlas. 

Finalmente retomamos el recorrido volviendo al collado del Alt de la Mola una vez allí giramos a la izquierda y descendemos por un sendero marcado con hitos que nos ayudará a descender de nuevo al  punto de partida.
Cueva pequeña del Rastre 
Atentos por que nada mas iniciar el descenso a mano izquierda se encuentra la cueva pequeña del rastre. Como su nombre indica es muy pequeña de unos 20 metros de recorrido pero t¡ya que pasamos por aquí vale la pena entrar a verla
Interior de la cueva.
Vista esta cueva retomamos el descenso que de manera rápida nos bajará de la Mola de Catí a través de un bonito sendero entra grandes pinos y con la diversidad botánica que caracteriza a este macizo. 
Vistas durante el descenso de el monte Caro al fondo y un bonito espolón de la Mola de Catí.
Primer plano del monte Caro.
Con forme descendemos la vegetación y diversidad de la misma aumentan 
En poco tiempo volvemos al punto donde nos juntamos con el principio de la ruta y continuamos ya hasta el final por pista forestal.
Estupendas vistas del macizo del monte Caro desde el Pla d'Avaria
Otra bonita imagen de la Mola de Catí desde el mismo sitio.
Finalmente llegamos al punto de partida la ermita dels Ports y para celebrarlo tocamos su campana y nos hacemos una foto de grupo para poner punto final a esta fantástica ruta. 
Valoración del recorrido: Estupenda ruta muy bonita y entretenida casi sin desperdicio. El único pero que puedo poner son los dos largos tramos de pista aunque en esta zona hasta las pista forestales son bonitas.
Una recorrido muy recomendable y para disfrutarlo sin prisas.

8 comentarios:

Dani Alcalá Almela dijo... [Responder]

¿Vacaciones?, si te has recorrido media Plana Baixa en bici!!! jajaja, excelente recorrido, no sabría con que quedarme, pero si tengo que elegir, me quedo con ese contraste, entre lo bucólico de ver esa luna gigantesca sobre las nubes, y lo oscuro, como del inframundo como bien lo has descrito, de esas espectaculares y bien formadas cuevas.

Un saludo.

trotasendas dijo... [Responder]

@Dani Alcalá Almela
Vacaciones entre comillas jajaja si Dani no he parado mucho en Julio de Vacaciones de las de verdad pero Agosto a sido casi nulo jejeje.
Tu si que te has marcado un verano guapo menudas rutas te has marcado, felicidades!!!
Respecto a la ruta es difícil quedarse con algo en concreto si que es verdad, lo mejor es disfrutarlo todo jejeje.
Un abrazo

Jose dijo... [Responder]

Hola Jose
Me gustan este tipo de rutas durmiendo en la montaña, creo que le sacas mucho mas partido a la ruta y a la estancia en la montaña.
Además siendo en un sitio como este del que solo se puede hablar cosas buenas aun mucho mejor. El unico problema es que tienes que llevar mucho mas peso en la mochila, porque cuando paramos a cenar no queremos que falte de nada jajaja y eso en la foto de vuestra cena también se puede apreciar jajaja.

Un saludo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

trotasendas dijo... [Responder]

@Jose
Totalmente de acuerdo Jose es la mejor manera de disfrutar una ruta como esta y en general cualquiera.Si no fuera por mis obligaciones como cabeza de familia lo haría mucho pero que mucho mas amenudo jajaja.
También es cierto que disfrutar de una cena así con tanto avituallamiento te carga un poco mas de peso y volumen la mochila pero bien vale la pena jejeje
Saludos

Emilio dijo... [Responder]

¡Hola José Ramón! Estupenda travesía con grande alicientes incluida la noche que tan bien celebrásteis. Paisaje incomparables y con un poco de todo.
Saludos.

Sugoi. Montañismo en Iberia dijo... [Responder]

Lo dicho!!! Te tienes que hacer un youtuber del senderismo, excelente cronica y las fotos de las cuevas brutales.

trotasendas dijo... [Responder]

@Emilio
Gracias Emilio , un abrazo

trotasendas dijo... [Responder]

@Sugoi. Montañismo en Iberia
Jajaja hola Sugoi un youtuber dices, bueno si me traes una cámara de vídeo y hacemos un dueto me lo pienso.
Saludos