Predicciones meteorológicas

Tiempo en Burriana

domingo, 21 de febrero de 2016

Volvemos a Araia, esta vez para conocer el desfiladero del Salt del cavall y la cueva del Ocre.

Fecha :14-02-2016.
Recorrido circular : Araia-Mas del Rogle-Barranc del Salt del Cavall-descenso por el mirador del salto y cueva del Ocre.
Distancia recorrida: Unos 18 kilómetros
Duración del recorrido: Unas cuatro horas y media EN MOVIMIENTO
Altura mínima:312 metros
Altura máxima:685 metros
Desnivel acumulado en ascenso:Unos 700 metros 
Desnivel acumulado en descenso:Unos 700 metros
Dificultad :  Físicamente moderada-baja, técnicamente es difícil de seguir sin GPS ya que esta ruta no esta homologada aunque si encontraremos hitos en  algunos tramos. Donde no encontraréis hitos es en el descenso desde el mirador del Pinar del Lliberato ya que este tramo fue campo a través y totalmente improvisado por nuestra parte. La ruta no requiere sortear pasos ni trepadas peligrosas. Si que será necesaria alguna trepada para remontar el barranco del Salt del Cavall, pero no son complicadas si eliges bien los pasos.
Recomendable llevar GPS y agua suficiente para todo el recorrido. No recomiendo realizar este recorrido en pleno verano ni llevar pantalón corto.   
Punto de Partida : Araia
Senderistas: Raúl,J.Lastre y Yo.
Vista aérea del recorrido
Gráfica de desnivel.
Descripción del recorrido: Este fin de semana volvemos a Araia para saldar un par de cuentas que se nos quedaron pendientes en nuestra última ruta por esta comarca.La primera será recorrer por fin uno de los barrancos mas famosos de la provincia de Castellón y ver con mis propios ojos el espectacular desfiladero que le da nombre el Salt del Cavall(Salto del Caballo) imperdonable que haya tardado tanto en hacerlo, lo reconozco.Y la segunda era encontrar una de las cuevas mas famosa e importantes de nuestra provincia, la cueva del Ocre. Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, afortunadamente esta es una regla nada aplicable al montañismo.
Iniciamos el recorrido siguiendo el PR-CV 120 en dirección al Mas del Rogle siguiendo la pista de tierra que nace justo al lado del único bar del pueblo. Cosa que viene muy bien tanto al principio como al final de la ruta. 
En poco tiempo esta pista nos llevará hasta el Mas de Rogle del cual quedan habitadas pocas casas. 
Mas del Rogle
Pasado el Mas del Rogle veremos que el PR se desvía a la derecha por senda. Nosotros continuaremos por la pista en dirección al escabroso barranco del Salt del Cavall el cual ya se ve muy bien en la distancia. Se aprecia perfectamente el espectacular desfiladero que parte en dos la montaña. En el punto donde mas se estrecha este cortado(unos 70 metros) se encuentra nuestro objetivo de hoy. El Salt del Cavall  donde cuenta la leyenda que el caballo de Santiago Matamoros salto esta brecha de un salto escapando de las huestes Sarracenas. Como prueba de este salto cuenta la leyenda que quedaron las huellas de las herraduras del caballo incrustadas en la roca del borde del precipicio. 
Finalmente tras mas de tres kilómetros por pista, al llegar a la altura del desfiladero, veremos al sendero marcado con un hito que nos bajará al barranco para adentrarnos en el. 
Al llegar al lecho del barranco ya solo nos quedará remontarlo por donde mejor lo veamos. En poco tiempo encontraremos los primeros obstáculos en el camino en forma de enormes bloques de piedra o saltos que en algunos casos habrá que trepar. La mayor parte se puedan salvar bien bordeando y los que hay que trepar son bastante fáciles. Pero como en suele pasar en estos casos puedes complicarte un poco mas la vida y divertirte trepando por trepar. 
Poco a poco nos acercamos al desfiladero.
Hasta sumergirnos en el.
Aún quedan algunas charcas de las últimas lluvias de Noviembre. 
Vista atrás. 

Finalmente llegamos al punto donde mas se estrechan las paredes conocido como el Salt del Cavall. Vale la pena hacer un pequeño parón en este punto y disfrutar de este momento. Una de las opciones que tenemos es salir del barranco y bordearlo por arriba donde podemos acceder al borde de la pared sur del Salt del Cavall para poder disfrutar desde arriba de este monumento natural.
El Salt del Cavall.
Continuamos avanzando por el barranco donde también es destacable la vegetación protegida como microrresba de flora.  
Un vistazo arriba.
En poco tiempo saldremos del desfiladero aunque seguimos avanzando por una zona bastante encajonada y bonita.
Salimos del desfiladero.

Poco a poco el barranco se abre.
Otra vista atrás
Finalmente el barranco se abre muchísimo y aunque seguimos paralelos al barranco ya  no lo seguiremos avanzando por su lecho sino que caminaremos por un camino que nos encontraremos a la derecha. 
Continuamos por este camino.
Al llegar al cruce donde se juntan el barranco del Salt del Cavall con el barranco de los Focinos, abandonaremos finalmente el barranco desviándonos de el por un camino que veremos a mano izquierda poco antes del cruce con estos dos barrancos emprendiendo así la vuelta al punto de partida. Tenía otra opción guardada con la que subiendo al Tossal del Perro podríamos visitar la cueva Ciega y la cueva del Ocre además de algunas minas. Una ruta que nos recomendó Pascual pero que finalmente acabamos desechando por ser muy larga y guardándola para otra ocasión. 
Este camino nos llevará hasta una zona de campos de cultivo donde encontraremos el inicio del sendero por el que habremos de continuar. 
Por desgracia este sendero este muy poco chafado e invadido por la vegetación  por lo que tendremos que estar muy atentos al Gps y a los hitos que marcan el camino.  
Este sendero nos subirá poco a poco y circula paralelo al barranco del Salt del Cavall. Estamos volviendo hacia atrás de nuevo hacia el desfiladero pero esta vez lo veremos desde arriba. 
Durante este tramo tendremos unas estupendas vistas del desfiladero.
El Salt del Cavall
Bonito tramo aunque con poca vegetación.
Imagen donde vemos por donde circulará el recorrido 
El salto cada vez mas cerca.
Imagen donde vemos al fondo el Mas de la Mina
En esta imagen vemos a la derecha la cima que en poco tiempo ascenderemos. 
El sendero finalmente desemboca en la carretera CV-193 la cual seguiremos unos pocos metros ya que en seguida nos desviaremos de ella por un camino que veremos a mano izquierda.
Imagen del Cabezo de Sant Just al otro lado del desfiladero.
Dejaremos el camino para coger un sendero a mano izquierda y en poco tiempo llegaremos al inicio del sendero que nos desviará al mirador del Salt del Cavall. En principio la intención era ir al mirador y volver al sendero principal aunque finalmente no fue así.  
De camino al mirador 
Vistas durante este tramo de la plana y las últimas estribaciones de la sierra de Espadán. 
Araia.
La cima del Pinar de Lliberato
El pantano de Ribesalbes. 
Vista atrás con el Mas de la Mina y Penyagolosa. 
Poco antes de llagar a la cima entraremos en una bonita pinada de árboles grandes que por fortuna se salvaron de un incendio que arraso la zona. En poco tiempo llegaremos a la cima del Pinar de Lliberato donde podremos disfrutar de unas bonitas vistas.
Cima del Pinar de Lliberato 660 metros de altura.

Onda.
El Cabeço Blanc cima de nuestra última ruta con Pascual. 
La sierra de Espadán.
Tras la cima el sendero continua hacia el borde del desfiladero del Salt del Cavall, mirador excepcional de este magnífico monumento natural. 
Al llegar al mirador casi al borde del desfiladero nos dimos cuenta de que deben de haber unas estupendas vistas del Salto un poco mas abajo en un saliente. Y hacia allí decidimos ir aunque sin seguir ninguna senda ni tampoco marcas e hitos por que no los hay.
Penyagolosa
Vamos hacia aquel espolón de allí abajo
Encuentro con Cabras, casi garantizado en esta zona. 
En poco tiempo llegamos al saliente y efectivamente allí nos esperaban unas fantásticas vistas del salto. 
Otra perspectiva del Salt del Cavall.
Desde este saliente y a poca distancia se ve una curiosa cresta fácil de llegar que seguro aguarda otras bonitas vistas del salto. Y aunque en principio la idea era volver atrás y recuperar el sendero principal. Desde aquí empezó a tomar cuerpo la idea de volver a la pista con la que llegamos al barranco del Salt del Cavall esta mañana directamente desde aquí. Ya que vemos esta pista no muy lejos de aquí y parece bastante fácil llegar desde este punto con la ventaja que ello supondría para llevar acabo nuestro siguiente objetivo, visitar la cueva del Ocre. 
Vamos hacia aquella cresta. 
Otra fantástica imagen del salto. 
Sin dificultades y en poco tiempo acabamos llegando a la cresta donde nos aguardan las mejores imágenes del día del Salt del Cavall

Continuamos por la cresta sin cansarnos de ver una y otra vez el desfiladero desde esta perspectiva única. Como podéis ver tampoco me canse de echarle fotos a esta maravilla.  
Tras la intensa sesión fotográfica decidimos finalmente no volver atrás y continuar descendiendo por aquí para llegar a la pista que seguimos esta mañana. Parece bastante fácil y la escasa vegetación que crece entre las rocas no parecen un gran obstáculo. Por supuesto fuimos avanzando con sumo cuidado en chafar lo menos posible la vegetación aprovechando los huecos entre roca y roca. 
Imagen donde se ve la pista de esta mañana. 
Vista atrás donde vemos el Pinar de Lliberato.
Así pues con mucho cuidado y eligiendo bien los pasos vamos descendiendo poco a poco pero de manera bastante directa hacía la pista y en concreto al punto exacto donde nos desviamos de ella esta mañana para bajar al barranco del Salt del Cavall. 
La senda que utilizamos esta mañana para bajar al barranco.
Vista atrás del camino realizado.
Finalmente acabamos llegando al lecho del barranco justo a la altura del sendero que comunica la pista y el barranco, nos ha salido redondo el experimento. 
De nuevo en la pista en el mismo punto donde esta mañana la dejamos para bajar al barranco nos encontramos en una situación inmejorable para visitar la cueva del Ocre y así cumplir con el segundo de los objetivos que me había marcado sin alargar en exceso la ruta. Para ello debemos seguir remontando la pista en la misma dirección que esta mañana nos trajo hasta aquí. 
Vistas del desfiladero desde la pista.
Continuamos ascendiendo por la pista.
Tras casi un kilómetro de pista en ascenso sin tregua llegamos a un cruce con otra pista donde nos desviaremos a la derecha para llegar a la cueva. En este cruce encontraremos un poste indicativo de una ruta para bicicletas.  
Nos desviamos de esta pista que se dirige al Mas de Beltrán. 
Continuamos ascendiendo sin tregua casi un kilómetro más hasta el final de la pista  a unos 615 metros de altura. Teniendo en cuenta que en el barranco bajamos a los 390 metros  hemos completado un buen ascenso para llegar hasta aquí arriba. En este punto encontraremos una construcción en ruinas y en lado oeste de estas ruinas en la vertiente de la ladera que baja en esta dirección encontraremos el sendero que nos llevará a la cueva del Ocre.

Imagen de las ruinas y la vertiente de la ladera donde encontraremos el sedero que en poco tiempo llega a la cueva del Ocre.
Vistas donde vemos el Lliberato que hemos subido hoy y mas atrás el Cabeço Blanc y el Cabezo que ascendimos en nuestra última ruta.
Mas Cabras
En pocos metros llegaremos a la entrada de la cueva del Ocre por desgracia para nosotros cerrada al paso aunque por fortuna para los murciélagos ya que es por ellos y para su protección que no se puede pasar. Aunque quizás también sea por nuestro bien ya que sobre esta cueva corren historias y leyendas que dicen que mas de una vez se han perdido personas en su interior. Y realmente al menos dos  personas  si que se perdieron en esta cueva ya que en 1971 se encontraron en su interior dos cadáveres del primer cuarto del siglo XIX que supuestamente eran dos ingenieros Catalanes que se perdieron en su interior aunque curiosamente nunca nadie fue a buscarlos. 
La cueva del Ocre una de las mayores de la provincia cuenta con 1385 metros de recorrido real y con 55 metros de desnivel es  un entramado de galerías, salas y gateras que parece no tener fin y donde es muy fácil desorientarse. A parte del valor ecológico por las colonias de murciélagos que alberga, también tiene gran interés arqueológico ya que se han encontrado restos de la época Musulmana e interés geológico ya que esta cueva a sido durante varias épocas y mucho tiempo utilizada por el hombre como mina para la extracción de Ocre. De hecho la cueva a sufrido un radical cambio de aspecto por la mano del hombre ya que los mineros ampliaron galerías naturales y salas para así poder facilitar su trabajo. 
Mas información sobre esta cueva aquí.
De lo que hicimos a continuación nada mas contaré salvo que estuvimos buscando por los alrededores otras dos bocas de entrada y que al menos una de ellas creo que encontramos. 
Tras la visita a la cueva volvemos sobre nuestros pasos sin mas entretenimientos al punto de partida Araia a unos 5 kilómetros por pista.
Volvemos a pasar junto al desfiladeros del Salt del Cavall.
Volvemos a pasar por el Mas del Rogle. 
Y finalmente llegamos a Araia. 
Valoración del recorrido: Estupenda ruta ideal para conocer y admirar bien esta joya natural que es el desfiladero del salt del Cavall ya que lo veremos desde casi todos los ángulos posibles. La ruta cuanta con un tramo totalmente improvisado con el que descendemos sin senda ni marcas directamente desde el mirador del Pinar del Lliberato al lecho del barranco lo cual nos proporciona unas vistas espectaculares y poco vistas del desfiladero . De esta manera queda mas asequible la posterior visita al otro punto fuerte de la ruta, la cueva del Ocre. También es destacable el tramo de la ruta que transcurre por dentro del barranco por la belleza del entorno y la diversión de las pequeñas trepadas que habrá que superar. 
Como contrafuerte destaco los largos tramos de pista en la ida y vuelta de este recorrido y la vegetación esquilmada por el fuego en buena parte de estas montañas.